Un desayuno para quemar grasas



Para un buen desayuno quemador de grasas necesitará tomar huevos, ya que no hay nada mejor que los huevos enteros. La yema contiene nutrientes que favorecen al desarrollo muscular, promueven la pérdida de grasa y potencian las funciones mentales.

El colesterol de los huevos ayuda a sintetizar la testosterona, que favorece la pérdida de grasas al promover las ganancias en tejido muscular. La grasa de la yema también aporta la energía necesaria para las células musculares, y no suele acumularse en forma de grasa corporal.

Al tiempo que la proteína y la grasa sana, también se debe consumir para el desayuno un carbohidrato de digestión lenta. Una o dos rebanadas de pan integral o una taza de avena cocida por ejemplo.

Los carbohidratos de digestión lenta favorecen la pérdida de grasa al mantener estables los niveles de insulina y aumentar la cantidad de grasa quemada durante el ejercicio.

Tambien dispondrá de energía durante las próximas horas, ya que los cereales integrales se digieren lentamente y alimentan el cerebro y los músculos de modo gradual.

Por último, tomad medio pomelo. Debe pensar en esta fruta como si fuera un alimento mágico a la hora de quemar grasas, ya que se descubrió que las personas que tomaban medio pomelo tres veces por semana perdieron un promedio de casi 2 kilos en 12 semanas.

Puede en parte deberse a la capacidad de esta fruta para reducir los niveles de insulina asi como los elevados de vitamina C que contiene, al parecer efectivos para quemar grasa.

pomelo



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *