Tratar lesiones con hielo



Si entrena en el gimnasio o en su casa, es probable que algún día sufra algún tipo de lesión, ya sea muscular o en las articulaciones. Esto es algo común y en la mayoría de los casos no suelen ser demasiado graves, pero nos causan dolor y evitar el correcto movimiento, en la mayoría de los casos debido a inflamaciones.

hielo

El hielo es un excelente remedio para lesiones, principalmente los esguinces, torceduras y golpes por ejemplo, ya sean en articulaciones o sobre el tejido muscular.

La principal propiedad del hielo es que es un potente vasoconstrictor debido al frio, y esta propiedad hace que los vasos sanguíneos se cierren dejando solo que el mínimo de sangre circule.

Además de ser un muy buen antiinflamatorio, el hielo también es anestésico reduciendo notablemente el dolor que causan las lesiones sin necesidad de ingerir medicamentos.

El modo de tratar una lesión con hielo es sencillo presionando una compresa durante no menos de diez minutos, para luego retirarla por otros diez minutos más. Estos intervalos se hacen dado que al ser más pequeños los vasos sanguíneos, la sangre se enfriará aun mas rápido.

Hay que recordar que el hielo puede causar quemaduras en la piel si se encuentra en contacto directo, por lo que lo aconsejable es envolverlo en un paño o varias bolsas de nylon.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *