Sin Excusas para No Realizar Ejercicio

Ads



La falta de disponibilidad de tiempo es uno de los motivos más usuales para que muchas personas no realicen actividad física. Esta realidad es mucho más común aún en el medio urbano, en el cual el ritmo de vida suele acelerarse en el contexto de las actividades cotidianas.

Sin embargo, la gimnasia puede convertirse en moneda corriente en nuestra vida diaria mediante el respeto de determinantes pautas simples y prácticas, que asegurarán la realización de actividad física casi de modo imperceptible pero altamente redituable.

Evitar el uso de ascensores es un primer recurso estratégico, tanto en el hogar como en el trabajo. Es posible iniciar esta alternativa con uno o dos pisos, para incorporar en forma progresiva un despliegue de mayor magnitud. Por otra parte, en aquellas personas que trabajan de modo sedentario, se propone efectuar caminatas de cinco minutos por cada hora de tareas en posición de sentado.

Cuando se alcanza un mayor nivel de entrenamiento, se recomienda explotar la mitad del período destinado al almuerzo con la incorporación de ejercicios sencillos, como la elongación o la posibilidad de caminar fuera del ámbito laboral o doméstico, con un ritmo inicial de una cuadra cada dos minutos. Esta destreza puede incrementarse de acuerdo con la capacidad aeróbica y la condición de salud de cada individuo, en función de las sugerencias de los profesionales especializados.

En resumen, no existen excusas para evitar la actividad física de una u otra índole incluso en las grandes ciudades de nuestros días, en las cuales el modelo de vida sedentario efectúa estragos sobre la salud y la calidad de vida.

Imagen: Aristotelizar



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *