Protección y Seguridad de las Muñecas

Ads



En muchas de las variantes de la gimnasia artística y en los ejercicios de gimnasia acrobática, es recomendable el uso de muñequeras o de protectores de los carpos para impedir la aparición de lesiones. Del mismo modo, estas actividades pueden requerir la utilización de elementos de agarre tanto para optimizar el rendimiento como con el fin de incrementar la seguridad durante el ejercicio.

Los entornos para utilizar estos elementos incluyen la ejercitación en barras (fijas o paralelas) y las prácticas en anillas colgantes. La sujeción aumenta de manera destacable, al mismo tiempo que la fricción sobre la piel y los tejidos blandos se reduce, evitando así lesiones palmares dolorosas o que obliguen a limitar los ejercicios.

En ausencia de un elemento de agarre convencional, muchos gimnastas optan por usar vendajes de las manos, ya sea con gasas especiales o con cintas. Si bien muchos profesionales prefieren permanecer con las palmas al desnudo para estimular la formación de áreas de callosidad o hiperqueratosis (y así fortalecer la piel), este proceso suele ser lento y no parece apropiado para el deportista amateur.

En este contexto, el uso de elementos protectores es sumamente apropiado. El gimnasta aficionado se asegura de este modo reducir la probabilidad de distensiones, desgarros y fracturas, al mismo tiempo que aumenta la posibilidad de sujeción a las barras. El uso asociado de sales de magnesio permite también un mejor agarre, al limitar la sudoración de las manos y facilitar la capacidad y destreza durante la ejercitación en la gimnasia artística o durante una acrobacia.

Imagen: La Opinión de Málaga

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *