No hay que comer rapido

Ads



Comer rápido es un mal hábito al que las personas no deben acostumbrarse, es perjudicial para la salud; no favorece la digestión y generan consecuencias en el ciclo alimentario diario, ya que con mayor rapidez se ingiere, menos consciencia se tiene de ello.

Por otra parte, lo más importante que tiene esta mala costumbre, es que incrementa las posibilidades de tener exceso de peso con mayor rapidez.

01

Por eso mismo, no solo hay que tener en cuenta lo que se come, sino también el modo en el que se lo hace, ya que los dos son por igual los factores relevantes que pueden determinan el aumento de nuestro peso.

Las personas que generalmente comen con mayor velocidad son las que les cuesta tener la sensación de saciedad, ya que al no manifestarse de forma automática, estás aumentan el ritmo de comida, a 3 veces más que una persona normal.

El estomago dice basta cuando le llega la información correspondiente del cerebro, el problema es que esta información puede tarda más de lo necesario. Si la persona come rápido, no hay tiempo para que información llegue, entonces la persona seguirá comiendo, evitando la sensación de saciedad que quizás, ya estaba presente en nuestro cuerpo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *