¿Necesito Vitaminas si Hago Ejercicio?

Ads



Una de las dudas más comunes de las personas que realizan actividad física y deportes consiste en las potenciales ventajas del uso de suplementos con vitaminas y oligoelementos. Esta inquietud surge tanto en los niños como en los adultos, así como en varones y mujeres.

Como premisa general, en una persona con adecuadas pautas de nutrición que realiza ejercicios leves a moderados, el suplemento no debería ser necesario. La situación es diferente si la actividad física se encuentra en el marco de una dieta para adelgazar, en especial cuando el contenido de calorías totales es muy bajo. En esas circunstancias, suele indicarse un complemento con ciertas vitaminas y minerales de alta demanda para el organismo.

En el caso de los niños, la pauta básica es similar, ya que una alimentación balanceada que incluya vegetales, frutas y abundante hidratación resulta en general suficiente para asegurar los beneficios asociados con el ejercicio. Como contrapartida, la realización de actividades de alta competencia o en el marco de un plan de reducción de peso puede asociarse con la necesidad de dosis complementarias de algunas vitaminas y, por sobre todo, de ciertos minerales y oligoelementos.

El uso inadecuado de los suplementos no sólo no trae aparejados beneficios en términos el rendimiento físico, sino que puede vincularse con numerosos efectos indeseados. Algunas vitaminas liposolubles resultan altamente tóxicas cuando se acumulan en forma innecesaria en el organismo; al mismo tiempo, un aporte excesivo de algunos minerales y electrolitos pueden desencadenar, en ciertos contextos, problemas de salud de gran relevancia.

En todos los casos, la consulta con un profesional idóneo, la dieta equilibrada (en términos de componentes y aporte de calorías) y la práctica de ejercicio acorde a sexo y edad son las mejores herramientas para una vida sana.

Imagen: Fundación MJ



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *