Medidas de Seguridad para Patinadores



El patinaje es uno de los deportes más versátiles, ya que es posible desempeñarlo en terrenos urbanos o semiurbanos, cubiertos o al aire libre, en velocidad o en resistencia. Asimismo, se lo reconoce como un ejercicio estimulante para mujeres y varones, con fortalecimiento muscular y de la coordinación visual y motora.

No obstante, el patinador está expuesto con facilidad a variados traumatismos, debido a la propia naturaleza de esta actividad. Las caídas se asocian con impactos sobre la superficie de los codos, las rodillas, las manos y, en especial, del cráneo y del rostro. Por lo tanto, en forma independiente de la modalidad de patinaje que se elige, la protección se considera una necesidad real y no postergable.

Si bien todas las medidas de protección se advierten como absolutamente necesarias, un patinador urbano amateur debería contar al menos con cuatro herramientas bien definidas. Por un lado, son indispensables los guantes. Por otra parte, las rodilleras evitarán las lesiones ligamentarias y óseas de los planos de la rodilla, tanto ante caída como por rozamiento con el camino. Las coderas son el tercer elemento de protección, muchas veces descuidado al no advertir el riesgo de fracturas de codo, en especial con la probabilidad de fracturas expuestas o complejas por traumatismo abierto. Finalmente, el imprescindible uso del casco evitará las lesiones cerebrales que pueden ocurrir ante un impacto contra el pavimento o un vehículo estacionado o en movimiento.

Como medida adicional, suele proponerse el uso de patines con cordones en lugar de cierres, debido a que facilitan el ajuste de manera más localizada y mejoran la destreza, con lo cual se reduce la probabilidad de caídas. Además, cuando se utilizan patines con ruedas en línea (rollers), el taco de freno puede ser una herramienta eficaz para disminuir el riesgo de accidentes.

Imagen: Irene Aina



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *