Los Guantes para el Ciclismo

Ads



La práctica de ciclismo al aire libre, especialmente cuando se trata de actividades de aventura como el mountain bike, requiere de la protección de las regiones más sensibles a los potenciales impactos. Si bien el casco sobresale como el accesorio más relevante, los guantes representan también un componente importante, por lo cual su elección resulta un tema no menor.

Las ventajas de los guantes para ciclismo consisten en evitar las lesiones menores por el microtraumatismo reiterado del manubrio y los frenos, pero, por sobre todo, para la protección en relación con caídas inesperadas. En consecuencia, cada guante está orientado para una disciplina, dado que los empleados para el ciclismo urbano suelen ser menos exigentes y más baratos que los utilizados en la actividad de alto impacto.

El clima es otro factor que no debe soslayarse. En entornos fríos, es apropiado que los guantes para ciclismo incluyan tanto neoprene como fibras en su formulación, ya que a la vez deben proteger a la manos de los efectos nocivos del viento, pero permitiendo la sudoración de los dedos y las palmas. Cuando existen grandes diferencias entre el verano y el invierno de una región, podría ser recomendable disponer de  2 pares de guantes diferentes, reservando uno para cada estación.

La protección de los nudillos y de las palmas es acaso el parámetro más importante a supervisar, por lo que,  al optar por un guante, es prudente verificar la presencia de que esas superficies queden adecuadamente cubiertas. Esta realidad no debe ser un obstáculo para la comodidad, por lo que el diseño y el talle juegan un papel esencial.

Finalmente, la calidad de los guantes influirá además sobre su durabilidad. De todos modos, el roce y la sudoración conllevan a un natural deterioro y se propone la renovación periódica de acuerdo con el desgaste.

Imagen: MTB Valencia



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *