Lesiones de Rodilla en el Judo



El judo es probablemente el arte marcial más difundida en todo el mundo. El fundamento de sus técnicas reside en la aplicación de altas cargas sobre ciertas estructuras anatómicas puntuales. Un aspecto destacado para los judokas consiste en la manipulación del centro de gravedad del oponente en relación con su base de sustentación para lograr derribarlo.

Por lo tanto, cualquier región del esqueleto y los músculos parece susceptible para lesionarse durante la práctica del judo. No obstante, las lesiones más comunes (tanto en la práctica recreativa de esta disciplina como en el ejercicio profesional) se describen a nivel de las rodillas, con especial atención en el ligamento cruzado anterior.

Esta especial predilección, que incluso puede acabar con la carrera de los judokas de alta competencia, parece definir en función del estilo del combate. En efecto, en estudios específicos, se ha demostrado que cuando los atletas emplean la técnica de ai-yotsu, la probabilidad de una lesión grave de la rodilla parece sensiblemente menor que cuando el enfrentamiento incluye elementos del estilo kenka-yotsu. Esta diferencia parece deberse a la distinta presión ejercida en un sentido o en otro sobre las articulaciones del rival para estas técnicas. Sin embargo, expertos en artes marciales creen que el mayor riesgo de lesiones de rodilla ante el kenka-yotsu se debe a la mayor probabilidad de contraataque del oponente.

Por otra parte, las lesiones del ligamento cruzado anterior se han observado en ataques de osoto-gari y kosoto-gari (al aplicar una fuerza rotatoria sobre el rival) y harai-goshi, entre otros. Todas estas estrategias comparten el uso de un único miembro inferior como punto de apoyo.

En consecuencia, para quienes practican el judo en forma recreativa, se propone la aplicación de técnicas de ai-yotsu, dada la menor probabilidad de lesiones.

Imagen: Rendimiento Deportivo



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *