La elongación (parte II)



La frecuencia del entrenamiento ideal oscila entre 3 y 5 veces, y si no se sigue esa rutina, los músculos estarán rígidos, contraídos, consumirán más energía, se cansarán más rápido y eso repercutirá en su cuerpo directamente y obviamente, en su desempeño físico.

Pero para estirarse no hacen falta equipos ni aparatos especiales, se puede realizar en cualquier lugar, inclusive en su hogar, y la manera correcta de hacerlo es de forma relajada y sostenida, sintiendo una tensión moderada durante un tiempo limitado, entre 10 y 30 segundos.

Durante el estiramiento, la respiración debe ser lenta, relajada, rítmica y controlada. Es importante adaptar los ejercicios de estiramiento a cada estructura muscular, flexibilidad y grado de tensión de cada uno.

La clave del éxito está en la regularidad y la moderación, no se trata de batir marcas ni de desafio personal para ver hasta donde se llega, hay que hacerlo sin prisa para que logren el efecto deseado y no lesiones dolorosas.

fitness31

Cuando el estiramiento es correcto, la sensación es muy agradable, los movimientos bruscos y violentos, de vaivén, así como estirarse hasta llegar a sentir dolor, es la manera incorrecta de realizar estos ejercicios y pueden ocasionar lesiones.

Para iniciarse, lo más adecuado es empezar por la mañana con algunos estiramientos relajados.

Un último consejo, una ducha caliente previa facilita la ejecución de estos ejercicios, ya que calientan los tejidos y dilatan los vasos sanguíneos, que llevan no más de cinco o seis minutos para completarse de manera correcta.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *