Iniciar un Entrenamiento con Pesas

Ads



Las pesas son sin dudas uno de los elementos asociados por excelencia con la práctica de gimnasia y actividad física. Ya sea con el uso de mancuernas individuales o con la integración en barras de carga de peso o mediante la simple utilización de los discos, el entrenamiento con pesas se inscribe como un recurso práctico, sencillo y popular para mejorar la condición física.

Al igual que ocurre con distintas formas de ejercitación de resistencia, el concepto fundamental para realizar entrenamiento con pesas consiste en la organización adecuada y la repetición sistemática de series, que deben planificarse con idoneidad y en función del objetivo. Dada la complejidad de la estructura muscular y la necesidad de entrenar todos los grupos de músculos del organismo para lograr un físico más armónico, las sesiones de ejercicios necesitan ser divididas en rutinas.

Todos los planes de ejercitación con pesas deben incluir una fase de calentamiento previo, en la cual se incluyen estiramientos y recursos de rotación articular para prevenir lesiones. Para quienes se inician en esta forma de práctica física, se propone dividir la tarea en grandes áreas en las cuales se repartan grupos musculares antagonistas y agonistas. Algunos entrenadores proponen para los aficionados la combinación de rutinas para tríceps y espalda en una misma jornada, reservando para otro día de la semana ejercicios pectorales y para los bíceps. En una tercera sesión, pueden efectuarse prácticas para los miembros inferiores y los hombros. En cambio, los abdominales, que suele efectuarse sin carga inicial agregada de peso, se pueden repartir en la totalidad de los ciclos.

Se reconoce que esta forma de repartir los ejercicios es adecuada para los aficionados, siempre que se cuente con una supervisión al menos básica por parte de profesionales.

Imagen: Kolbi



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *