Importancia del Ejercicio en la Menopausia



La menopausia representa para las mujeres un momento de gran relevancia. Esta etapa natural, además de sus numerosas repercusiones psicológicas y afectivas, desencadena algunos cambios en la musculatura y puede asociarse con una reducción de la masa ósea y un aumento de los factores de riesgo cardiovascular.

En consecuencia, tanto para la esfera de los afectos como en relación a los aspectos físicos, el ejercicio es un parámetro fundamental en esta etapa de la vida. Las mujeres que realizan actividades recreativas desde la adolescencia gozan de mejores elementos de prevención del potencial daño en su salud física cuando llega el momento del climaterio. El ritmo relativamente sostenido de los ejercicios durante los años más jóvenes se ha vinculado con una mejor estructura y arquitectura del esqueleto, así como con una mejor capacidad de las articulaciones para cumplir con su función. Por otra parte, la menopausia se asocia con un incremento del colesterol, que puede combatirse con la eficaz acción del ejercicio.

Un porcentaje considerable de las dolencias musculares que ocurren durante los primeros años del climaterio se atribuyen a la reducción en la producción de los estrógenos. Estas manifestaciones pueden atenuarse con la estimulación de la flexibilidad y la resistencia que se obtiene con la ejercitación.

Si bien pueden efectuarse algunas recomendaciones generales para la elección de ciertas disciplinas recreativas (aquagym, footing, caminatas, gimnasia de bajo impacto), se hace hincapié en el asesoramiento médico para definir la mejor actividad física para cada mujer, en el contexto de la adopción de otras medidas terapéuticas (ingesta de calcio, dietas especiales) y preventivas (eventual uso de suplementos hormonales o de profilaxis de la osteoporosis y otras afecciones relacionadas).

Foto: De Medicina



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *