Gimnasia en Aguas Termales

Ads



La gimnasia acuática en todas sus variantes, conocida con la denominación general de aquagym, se considera una opción de gran interés para permitir la práctica de actividad física recreativa en individuos de todas las edades.

Si bien existen algunas discrepancias acerca del tema, se reconoce en general que la realización de estos ejercicios en aguas termales constituye un valor agregado en términos de los beneficios musculares que se asocian con los efectos del calor. En fuentes específicas en las cuales es posible obtener agua a elevadas temperaturas y con diversos grados de salinidad y contenido mineral, se ha dispuesto de estructuras para la práctica de gimnasia con notables resultados en términos de la salud.

En efecto, la temperatura elevada a valores cercanos a la propia temperatura corporal permite un cambio en el tono de los vasos sanguíneos, que favorece la irrigación de determinadas estructuras y una intensa relajación muscular. Estos efectos se asocian con una menor percepción del dolor articular y osteomuscular, así como con una reducción de los niveles de ansiedad y tensión psíquica.

Cuando se realizan ejercicios en esas condiciones, pueden obtenerse mejores resultados en relación con el esfuerzo realizado y con la capacidad física de cada individuo. De todos modos, es prudente resaltar que las inmersiones en estas condiciones de temperatura deben limitarse en el tiempo, evitando exceder los períodos que superan los 15 a 20 minutos por sesión, para evitar que la vasodilatación desencadene un brusco descenso de la presión arterial. Los niños y las embarazadas probablemente requieran lapsos aún menores para mayor seguridad.

De esta manera, la ejercitación en aguas termales se asocia con particulares ventajas para la salud mental y física de los aficionados al aquagym, en especial para individuos estresados o de edad avanzada.

Foto: Blog de Rutas y Viajes



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *