Gimnasia deportiva masculina

Anuncios patrocinados


rafa-martinez

Para comenzar a interiorizarnos en el ámbito de la gimnasia deportiva masculina, primero debemos comprender algo de historia en cuanto a lo que respecta la gimnasia deportiva. Debemos señalar que la gimnasia deportiva en antaño, más específicamente antes del siglo XIX sólo formaba parte de la gimnasia en general, es decir, no se veía como una “rama” independiente de la gimnasia, ya que en ese entonces la gimnasia era una sola, y era la que contemplaba ejercicios para el fortalecimiento del cuerpo, así como también el entrenamiento de los grupos de soldados, y la instrucción impartida mediante la educación física.

Fue durante el siglo XIX en donde comenzarían a separarse ciertas modalidades de dicha disciplina (gimnasia), ya que la que hoy conocemos como gimnasia deportiva, recién vio la luz a “mediados” del siglo anteriormente señalado, y con ésto comenzarían también las modalidades competitivas, etc… Dentro de la gimnasia deportiva masculina, entran muchos temas que dan para una larga explicación, su entrenamiento por lo general suele ser algo más duro que el de las mujeres, y también se diferencian por los “aparatos” utilizado durante la práctica de dicho deporte.

Los aparatos usados por los gimnastas (categoría masculina), suelen ser seis, a diferencia de las mujeres que realizan 4. Dentro de los aparatos usados durante las series masculinas están “El caballo con arcos”, “Las anillas”, “Barras paralelas”, y “Barras fija”, claro está, sin olvidarse del ejercicio en común que tienen hombres y mujeres, como es el caso de los ejercicios de “suelo”, que difieren unos de otros por ciertos detalles.

Fuente: Foto






» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *