Fortaleciendo la Cadera con Pilates



El uso de pelotas de grandes dimensiones forma parte de numerosas rutinas de ejercicios convencionales, así como del método Pilates y de distintos circuitos de rehabilitación muscular y articular.

Son numerosos los recursos que se apoyan en el uso de pelotas para el fortalecimiento de los planos musculares que rodean a la cadera. Estas estrategias pueden beneficiar especialmente a quienes deben mantener a la articulación rodeada de estructuras blandas (músculos, ligamentos, tendones) especialmente entrenadas para evitar el riesgo de osteoartritis u otras dolencias que alteran su correcta funcionalidad.

Uno de los ejercicios más reconocidos y difundidos, que puede realizarse incluso en el hogar, consiste en ubicarse en decúbito supino sobre una superficie apropiada, con los brazos colocados de forma paralela al cuerpo. Uno de los miembros inferiores se mantiene extendida en ángulo recto con respecto al tronco; entre tanto, la otra extremidad se ubica sobre la pelota, con una leve presión y estirando la punta del pie.

Desde esa posición de partida, se efectúan discretos movimientos en círculos con la punta del pie que está sobre la pelota. Mediante el mantenimiento de la contracción muscular a nivel glúteo y abdominal, se efectúan acciones sobre los músculos paraespinales para mantener la estabilidad correcta en la columna lumbar. El ejercicio comprenderá 10 repeticiones por cada miembro, asegurando la presión sobre la pelota para evitar inestabilidades sobre la estructura de la pelvis.

Como en toda rutina de entrenamiento, no debe olvidarse la elongación en la etapa de finalización, así como el aporte de líquido, electrolitos y minerales en la fase previa y después de concluir con el ejercicio.

Imagen: Caoba Pilates



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *