Entrenando Velocidad en el Fútbol

Ads



En el entrenamiento de los jugadores de fútbol, es posible realizar distintos planes de ejercicios destinados al incremento de la capacidad técnica o bien de la fortaleza de ciertos grupos musculares definidos.

Una de estas variantes consiste en la práctica de estímulo de la velocidad. El fútbol moderno se caracteriza por un intenso componente físico, en el cual la resistencia juega un papel esencial, quizás sólo superado por la necesidad de velocidad. Asimismo, el desarrollo motor en velocidad debe llevar aparejado la posibilidad del control del balón en plena carrera.

Además del mantenimiento de un peso apropiado, un recurso óptimo para estimular la destreza sin detrimento de la velocidad es el uso de vallas. Un primer ejercicio es la práctica de carrera (cien o doscientos metros) con obstáculos de distinta altura ubicados en intervalo de 10 metros. Esta prueba simple puede ganar en dificultad al disponer de una pista de 20 metros, en la cual se saltan vallas separadas por un metro en la primera mitad, para realizar un despliegue en terreno llano en los 10 metros finales.

Algunos equipos profesionales elevan la complejidad de la práctica de destreza y velocidad, al disponer de una a tres vallas iniciales separadas por un metro de distancia, sucedidas de diez metros de carrera tras los cuales debe cabecearse un balón colgado a cierta altura. A continuación, se efectúa un trote en zigzag esquivando obstáculos de baja altura y se completa la tarea con una nueva carrera en terreno llano.

Esta combinación estimula al mismo tiempo el equilibrio dinámico y estático, mientras que se logra un fortalecimiento muscular acompañado por la posibilidad de incrementar la velocidad incluso en las difíciles circunstancias de un partido de fútbol profesional.

Imagen: Ejercicios On Line



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *