Entrenamiento de Boxeo Femenino

Ads



El boxeo femenino sólo ha alcanzado masificación a partir de los últimos diez años. Si bien se trata de una disciplina que se ha relacionado durante siglos con la masculinidad, lo cierto es que muchas mujeres ven en esta particular forma de hacer ejercicio un recurso de gran interés que permite el consumo de más de quinientas calorías por sesión de entrenamiento.

La rutina de práctica del boxeo para mujeres es extremadamente versátil y se caracteriza por la posibilidad de la personalización según el mejor deseo de cada persona. La tonificación muscular es la primera opción, en especial para lograr el incremento de la fortaleza que dé lugar a un mejor rendimiento posterior. Para ello, el complemento con pesas y barras es la alternativa más adecuada en las etapas iniciales de la formación.

La tradicional soga del boxeo u otras disciplinas aeróbicas se recomiendan durante la entrada en calor, para evitar lesiones leves o graves asociadas con el ejercicio. Tanto el trote como la bicicleta fija o la cinta pueden ayudar a generar un entrenamiento más divertido durante la etapa precompetitiva.

Por supuesto, la elongación desempeña un papel relevante, dado el alto consumo energético y la frecuente necesidad de contracción de grandes grupos musculares durante la sesión. Este recurso reduce no sólo el riesgo de desgarros y contracturas, sino que también disminuye la posibilidad de dolor asociado con el ejercicio durante y después de un combate.

Tanto a nivel recreativo como en fases profesionales, el boxeo femenino debe acompañarse de protección de las estructuras dentarias, dado el importante riesgo de pérdida de piezas bucales como consecuencia de impactos directos.

Imagen: El Triangular



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *