El Portero en el Fútbol Infantil

Ads



El crecimiento exponencial de la práctica recreativa y competitiva del fútbol involucra la necesidad de mejorar la calidad y los tiempos de entrenamiento, en especial cuando se trata de jugadores infantiles o adolescentes.

Esta realidad comprende de manera especial a los porteros. En el segmento destinado al fútbol infantil, que se disputa en terrenos de menores dimensiones en comparación con los encuentros para adultos, el golero es una pieza cardinal, dado que participa activamente del juego en forma reiterada.

El entrenamiento de los porteros en el fútbol infantil incluye aspectos físicos que no difieren mayormente del de los jugadores de campo. La elongación previa, el fortalecimiento de grupos musculares de los miembros y el tronco y las premisas de alimentación sana e hidratación adecuada son similares a las del resto de sus compañeros.

No obstante, el entrenamiento específico para su posición como porteros comprende la contención de remates a repetición con pelota quieta o en movimiento, así como la coordinación apropiada con la defensa para la acción en los saques de esquina, los tiros libres y la salida en los contraataques del propio equipo. Esto sólo resulta posible compartiendo activamente las jornadas de formación, en un ámbito solidario y participativo, con la correcta guía del entrenador.

Estos niños deben contar también con el necesario equipo de protección, comprendido mínimamente por el uso de guantes acordes a la talla de las manos, así como del eventual aplicativo de rodilleras, canilleras y pantalones con cobertura hasta los tobillos. Este modelo empleado en los entrenamientos se replicará también en los encuentros, tanto en el marco de partidos amistosos como en todo eventos de índole competitiva.

Imagen: Photaki



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *