El Escalador puede Usarse en el Hogar



Los escaladores son equipos de gran utilidad para la práctica de ejercicio en distintos contextos, tanto a nivel de los gimnasios clásicos como en el propio domicilio. El uso de estos equipos es una interesante alternativa para el entrenamiento hogareño de los miembros inferiores.

De esta manera, la compra de un escalador simple asegura la disponibilidad de un sistema que permite el fortalecimiento de los muslos y la musculatura de las piernas. La mayor parte de los equipos que pueden emplearse en el domicilio son de simple funcionamiento, por lo cual no se requiere una supervisión por especialistas para su programación.

La tonificación de gemelos, sóleos, cuadriceps e isquiotibiales es una de las principales metas de la realización de ejercicios en un escalador doméstico. La graduación de la resistencia constituye una herramienta para facilitar esta tarea, en especial cuando se propone la utilización del escalador para todo el grupo familiar. En el caso de los niños, es prudente reducir las cargas para impedir complicaciones (lesiones, alteraciones del crecimiento). En adultos jóvenes, puede desearse extender la aplicación del equipo para estimular la musculatura de la región glútea, por medio de modificaciones en el ángulo o la distancia entre escalones.

 

Se genera un importante nivel de congestión muscular y potenciación de la irrigación en los miembros inferiores en el contexto del uso de escaladores. Al igual que en otras disciplinas, el calentamiento previo y la elongación posterior optimizan el rendimiento del ejercicio y reducen el riesgo de contracturas, distensiones o desgarros de los planos musculares, así como de lesiones articulares, con especial énfasis en la cadera y en el complejo articular de la rodilla. La supervisión periódica de la capacidad aeróbica y el estado cardiovascular en recomendable a partir de los 40 años.

Imagen: Mercado Libre



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *