Ejercicios Simples para la Espalda Baja

Ads



El entrenamiento de la musculatura de la porción inferior de la espalda (región lumbar) revista particular interés tanto por motivos deportivos (necesidad de fortalecimiento de las estructuras que sostienen el tronco) como con fines estéticos.

Existen variadas estrategias para la realización de los ejercicios adecuados para favorecer el desarrollo muscular y de los ligamentos de la llamada habitualmente “espalda baja”. Probablemente, el estiramiento de las rodillas hacia el pecho desde una posición en decúbito supino es la modalidad más simple y práctica, mientras se vigile la precaución de sostener el muslo por detrás de la rodilla y de mantener la rodilla sobre el tórax por 20 segundos.

Sin embargo, este ejercicio puede asociarse con distensiones u otras lesiones de moderado nivel de intensidad cuando no se realiza con el adecuado calentamiento previo que incluya tareas de elongación. En este sentido, las series de estabilización con pelota suiza ofrecen una alternativa menos riesgosa. A tal fin, se propone permanecer en decúbito supino, con las rodillas flexionadas y los gemelos apoyados sobre la pelota. En esta postura, se procede a enderezar con lentitud una de las rodillas, para luego relajarla también de forma progresiva. El ejercicio se efectúa de modo alternante con una y otra rodilla, para luego incorporar un movimiento de brazos en forma cruzada con la progresión de la ejercitación.

Estos recursos pueden intensificarse en los sujetos con mayor nivel de entrenamiento mediante la incorporación de resistencias o el complemento con máquinas y aparatos especiales. En todos los casos, es recomendable la supervisión de un experto o de profesionales idóneos para obtener el máximo rendimiento con el menor riesgo asociado.

Imagen: Passion For Profession



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *