Ejercicios para las Escápulas

Ads



Las escápulas u omóplatos son fundamentales para el sostén postural y para asegurar la estabilidad de la espalda y los hombros. En muchas personas, estos huesos tienden a desplazarse como consecuencia de falta de fortaleza muscular, posturas viciosas y otras anomalías que pueden ser corregidas con la ejercitación apropiada.

Para muchos entrenadores, el serrato anterior es el músculo de mayor relevancia para estabilizar las escápulas. Así, ante la atenuación de su función, se observan complicaciones relacionadas con la potencia de los hombros, la estabilidad de la postura y una tendencia a padecer artrosis precoz.

En este sentido, el sencillo ejercicio de deslizamiento sobre una pared constituye una rutina simple, práctica y que puede realizarse en el propio hogar sin necesidad de aparatos complejos. Esta estrategia se completa al apoyarse de cara hacia la pared, con la punta de uno de los pies en contacto con la misma pared y la otra extremidad situada unos centímetros más atrás. Se utiliza una pelota, un rodillo de espuma o un palo de madera como guía, que se coloca sobre la pared a la altura del rostro, al tiempo que es sostenido por ambas manos. Se imprime un movimiento inclinando el tronco en dirección a la pared e intercambiando la posición de los pies, al mismo tiempo que se desliza el objeto elegido por la pared y hacia arriba.

Este ejercicio simple es muy útil, pero debe evitarse el rango de flexión máxima, dado que, en ese caso, se incorpora la actividad del trapecio a la rutina y se pierde el sentido inicial de fortalecimiento del serrato anterior. Como en otras formas de ejercicio, la elongación previa y posterior, así como un eventual masaje tras el ejercicio, pueden mejorar el rendimiento y evitar lesiones indeseadas.

Imagen: Personal Trianers AMX



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *