Ejercicio y Prediabetes

Ads



Es común escuchar a los profesionales de la salud señalar que el ejercicio y la gimnasia forman uno de los pilares de la terapia de la diabetes. Sin embargo, es apropiado señalar que, como consecuencia del sedentarismo, los malos hábitos alimentarios y la tendencia a la obesidad, son muchas las personas que padecen prediabetes (intolerancia a la glucosa). Lamentablemente, esta afección que antecede a la diabetes plena no da síntomas, por lo cual la prevención es fundamental.

La gimnasia y el ejercicio físico han demostrado ser una herramienta muy eficaz para las personas con prediabetes. Según un reciente trabajo de los investigadores de la University of Louisville publicada en la prestigiosa revista Diabetes Care, la actividad física fue capaz de mejorar numerosos parámetros metabólicos. En cambio, los propios medicamentos específicos no lograron inducir estos cambios.

La propuesta de entrenamiento consistió en un plan trisemanal de ejercitación supervisada, de entre sesenta y setenta y cinco minutos de duración. Tanto los ejercicios aeróbicos (caminata, trote) como las sesiones de resistencia se vincularon con la mejoría de la glucosa, el colesterol, los triglicéridos y el consumo de oxígeno.

Según los expertos, estos efectos beneficiosos de la gimnasia se debieron al aumento de la sensibilidad del tejido muscular a la insulina. Si bien se señala que los efectos a largo plazo todavía no se han definido, estos datos refuerzan que el ejercicio provoca numerosas ventajas y podría impedir la transición de la prediabetes hacia la diabetes. Se estimula así a que las personas con antecedentes familiares de la enfermedad, o bien con historia personal de sobrepeso u obesidad busquen en  el ejercicio una verdadera estrategia terapéutica, que se vincula con una mejoría notable en la salud física y en el bienestar emocional.

Imagen: Centro Mujer

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *