Cuando los Abdominales se Lesionan…

Ads



Como ocurre con otros planos musculares, los abdominales pueden lesionarse con distintos niveles de gravedad, incluyendo distensiones y desgarros. Desde el punto de vista técnico, la causa más habitual de desgarro de los músculos abdominales es el ejercicio inadecuado, en especial ante la exigencia excesiva cuando el entrenamiento previo no era satisfactorio. Del mismo modo, la ausencia de calentamiento previo al ejercicio es otro motivo de desgarro muscular abdominal.

Ante la sospecha de esta lesión, en especial en presencia de dolor continuo que empeora con la marcha, es prudente suspender la ejercitación de esta región del cuerpo y efectuar la consulta médica. En general, el profesional puede hacer el diagnóstico por simple palpación y reconocimiento del desgarro, aunque en ocasiones puede ser necesaria una ecografía con técnica de partes blandas.

Cuando el médico autoriza el reinicio de los ejercicios, un recurso de interés para retomar la práctica de gimnasia consiste en permanecer de pie y ubicar ambas manos apoyándolas sobre la pared abdominal. Se presionan las puntas de los dedos contra el propio abdomen y se intenta utilizar la musculatura abdominal para desplazar los dedos hacia afuera. En lo posible, se propone mantener la contracción muscular por unos tres a cinco segundos, en series de quince a veinte intentos.

Una alternativa para efectuar en decúbito supino y con las rodillas flexionadas puede llevarse a cabo juntando ambas piernas y, conservando la flexión, dirigir los miembros inferiores hacia un costado para permanecer unos cinco segundos. El ejercicio puede repetirse en series de doce intentos por lado.

Ambos mecanismos no son mutuamente excluyentes y pueden realizarse en series alternativas o bien en forma intercalada con otras modalidades de ejercicio.

Imagen: Abdominales Perfectos



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *