Caminata: ¿Tiempo o Distancia?

Ads



Las ventajas de la caminata como ejercicio se fundamentan en su facilidad, en el bajísimo costo y en la posibilidad de adaptación para todas las edades. Sus beneficios para la salud física (entrenamiento) y psicosocial (esparcimiento) se han demostrado en distintos contextos y escenarios. Sin embargo, para aficionados y expertos aún se debate cuál es la mejor meta para definir el rendimiento.

Algunos entrenadores opinan que la distancia recorrida es el mejor parámetro para establecer como objetivo del ejercicio y como variable para planificar el entrenamiento. No obstante, se admite que el total de cuadras o kilómetros recorridos debería ajustarse en forma estrictamente individual, dadas las diferencias en las capacidades físicas, la edad, el sexo, las condiciones del terreno, el clima e infinidad de otras variables.

En cambio, para muchos investigadores relacionados con la medicina del deporte, es el tiempo el mejor elemento para determinar como meta de la caminata. Se trata de un parámetro objetivo, en el cual cada persona que efectúa gimnasia puede alcanzar la meta para la cual se encuentra capacitada en ese momento puntual. Mientras que para una persona de edad avanzada quizás el recorrido no supere unos pocos metros, acaso un sujeto más joven y con entrenamiento previo pueda superar con holgura los dos kilómetros en ese lapso.

De esta forma, el tiempo se considera una variable superior a la distancia para determinar el rendimiento de la caminata como ejercicio. Así, un plan inicial debería incluir un circuito de 30 minutos de marcha a paso relativamente firme en 3 días a la semana, con la potencial posibilidad de incrementar en un principio la cantidad de días y, sólo en una segunda fase, el número de minutos de ejercicio. Este sistema es aplicable a distintas edades y condiciones físicas, con mínimos riesgos y rendimientos destacados.

Imagen: Poconos



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *