Calentamiento de Miembros Superiores

Ads



El calentamiento de los miembros superiores es de gran importancia en todas las formas de gimnasia, pero sobresale en aquellos deportes en los cuales los brazos forman parte relevante (rugby, vóley, porteros de fútbol y, en especial, la natación). Se destaca que esta fase del entrenamiento precompetitivo debe abarcar el hombro, el brazo, el antebrazo, los carpos y, por extensión, los pectorales.

La primera fase recomendada es el calentamiento aislado de codos y carpos, con movimientos suaves. A continuación, se propone la rotación de los hombros preservando ambos brazos al costado del tronco. Esta etapa puede prolongarse por poco menos de cinco minutos, para incorporar a continuación balanceos progresivos con flexión de los codos. De este modo, se agregan de manera sucesiva diversos planos musculares.

En este contexto, es posible sumar en una siguiente etapa movimientos similares a los ejecutados durante la natación. De esta forma, se incorporan a la tarea algunos ejercicios de coordinación y estímulo de la propiocepción, con calentamiento más intensificado de los deltoides, del manguito de los rotadores y de los propios pectorales. La elevación lateral de los brazos, ya sea unilateral o bien simultánea, permite incorporar el resto de los grupos musculares involucrados.

En una fase final, pueden asociarse movimientos característicos de cada disciplina específica, incluyendo algunos ejercicios suaves con pelota o tareas coordinadas con un compañero, completando este módulo de calentamiento precompetitivo con la necesaria hidratación y la preparación mental ofrecida por el entrenador antes de la competencia a celebrar.

Imagen: Golf Report Latino



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *