Algunos Ejercicios Posturales en Niños

Ads



La conservación de una postura adecuada a nivel cervical constituye una premisa de gran importancia en el marco del fortalecimiento muscular de niños y adolescentes. Esta estrategia no sólo se asocia con beneficios para la columna vertebral, sino que reduce el riesgo de cefalea y de otras complicaciones relacionadas con mayor tensión muscular.

Es importante recordar que, en los niños en esta etapa, no es prudente efectuar ejercicios con alta carga de resistencia, dada la posibilidad de provocar el cierre precoz de los cartílagos articulares y, con ello, generar distorsiones en el crecimiento y desarrollo normal. En consecuencia, las actividades destinadas a fortalecer los músculos de la región superior del tronco (trapecio, romboides) no se realizarán con mancuernas o pesas.

Un recurso simple consiste en el apoyo contra un espaldar sueco o una pared, con elevación unilateral y sucesiva de los miembros superiores. Este ejercicio se asocia con la participación asociada de los músculos que rodean al hombro, se caracteriza por su complejidad mínima y por la posibilidad de fortalecer los planos musculares que sostienen la cabeza.

Alejado del espaldar, el niño puede, con los codos flexionados, efectuar movimientos de desplazamiento de los miembros superiores hacia delante y hacia atrás, en forma similar a lo que ocurre durante el trote o la marcha. En esta variante, se involucra la acción de los tríceps y de todos los planos de la musculatura posterior y superior de la espalda.

Estas técnicas sencillas pueden acompañarse de ejercicios de coordinación y estímulo del equilibrio, para completar los circuitos de eferencias y aferencias hacia el encéfalo. En todos los casos, se recomienda de manera acentuada el uso de música y de componentes lúdicos, para lograr así un mayor interés y, en consonancia, un mejor rendimiento.

Imagen: Gobierno de Yucatán



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *