Algunos Conceptos sobre Ejercicios para el Dolor de Espalda

Ads



La mayoría de las personas con dolor en la región superior o inferior de la espalda (dorsalgia o lumbalgia, en orden respectivo) presentan estas manifestaciones como consecuencia de la pérdida del control del tono postural, la fuerza y la flexibilidad de la musculatura.

Entre los principales motivos que conducen a esta situación, sobresalen el sedentarismo, el mantenimiento de ciertas posturas desfavorables para el trabajo o el descanso y, sin dudas, los impactos sociales y afectivos que conocemos bajo la denominación de estrés.

Si bien cada causa específica tiene su tratamiento particular, algunas pautas generales pueden prevenir estas molestias. Estos recursos tienen en común el desarrollo muscular de la espalda y el tronco, cuya función esencial se vincula con el mantenimiento de la postura y el control de los movimientos de la porción superior del cuerpo en relación con la pelvis. El sobrepeso es un factor agregado que empeora la situación en todos estos casos.

Los ejercicios de estiramiento con modalidad suave o de muy baja carga representan una opción adecuada para el alivio del dolor de todos los planos musculares involucrados. Esta estrategia puede aplicarse en forma global para todos los músculos o, con la preparación adecuada, de cada grupo muscular individual.

La incorporación de ejercicios de tonificación y fortalecimiento constituye un segundo paso, que puede asociarse con un paradójico incremento del dolor en las primeras sesiones. El progresivo entrenamiento no sólo elimina la molestia, sino que también logra modificar la postura en adolescentes y adultos. Tanto en las prácticas de estiramiento como en las de musculación, se requiere evitar los movimientos bruscos y adaptar la cantidad de repeticiones a las características individuales de cada persona.

Imagen: Osteopatía Barcelona



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *