Abdominales Después del Parto

Ads



Tras cumplir con todas las recomendaciones de los profesionales médicos, se considera que después de los seis meses de ocurrido el nacimiento del bebé, una mujer puede iniciar un plan de ejercicios para el fortalecimiento apropiado de la musculatura abdominal. Algunos especialistas proponen incluso un inicio previo si ha ocurrido una cesárea, pero esta opinión es motivo de debate.

Esta ejercitación comprende tanto la tonificación como el fortalecimiento de los planos musculares e, idealmente, debe involucrar tanto a la pared abdominal como a la musculatura de la cintura. Por otra parte, los abdominales óptimos se logran al trabajar tanto los músculos rectos como los oblicuos.

En una primera fase, parece suficiente iniciar con rutinas muy sencillas de unos quince minutos diarios de lunes a viernes, con la meta de recomenzar el entrenamiento. Este requerimiento tan simple puede ofrecer resultados en un lapso tan breve como treinta días, mientras se preserve la necesaria constancia. Por supuesto, el asesoramiento de expertos en educación física permitirá optimizar el rendimiento muscular y evitar errores o posturas viciosas.

La modalidad más recomendada consiste en permanecer acostada en decúbito supino, con flexión de las rodillas y los pies separados. La región baja de la espalda debe situarse sobre la superficie del suelo y las manos pueden permanecer ya sea por detrás de la cabeza o bien cruzadas sobre el pecho. La elevación de los hombros y de la caja torácica debe ser parsimoniosa, manteniendo la porción lumbar de la espalda apoyada sobre el suelo. Se desciende luego a la posición inicial, para repetir en un principio la actividad en seis a ocho sesiones. Los aumentos posteriores en las series variaran en función de la capacidad y la aptitud física, con resultados progresivos y beneficiosos para el estado muscular y la autoestima.

Imagen: Buena Salud



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *